NAVIDAD Y AÑO NUEVO
ContactO para servicios.Deja inquietudes y comentarios

Calle del  Insomnio, casa de Melquíades, Macondo, Colombia, Sur América 

​​

Móvil: +57 3003445050

angelkallado@gmail.com

  • Facebook icono social
  • Icono social Twitter
  • Instagram
  • YouTube

© 2019, por Ángel Kayado. Con esfuerzo y dedicación, creado con Wix.com

NAVIDAD Y AÑO NUEVO

¿Porqué estas fechas festivas y finales entristecen, deprimen y ponen nostálgicas a muchas personas en el mundo? Considero que al menos hay dos razones:

El significado histórico y cultural de la Navidad y del Año Nuevo, y

Por otro lado, el acoso que producen los medios de comunicación con sus campañas de invitación y promoción, que van ambientando ese estado de ánimo festivo, alegre, familiar, de nostalgia de tiempos idos y de ausencias, de pérdidas de afectos y de seres queridos, de lugares de la infancia, de recuerdos de cosas y seres que ya no están... Esto lo logran a través de la música de antaño, de las luces navideñas, de nieve, de pesebres, de villancicos, de papas noeles, de santa claus, de renos, de uvas, de vinos, de recuentos, de cenas, de preparativos, regalos, etc.

En cuanto al significado cultural de la Navidad, a pesar de las diferencias religiosas, en el fondo está la creencia común del Nacimiento de algo Nuevo, Novedoso, que recién llega y que puede cambiar o transformar un estado de cosas que de alguna manera nos está afectando, y este Algo Nuevo está representado en la figura icónica del Niño-Dios que nace en un humilde pesebre al que llegan a adorar unos reyes magos del oriente. Incluso posiblemente para la mayoría ese Niño-Dios representa un Mesías, un Salvador...de algún mal de que padecen las personas de esa mayoría. La reunión familiar de la cena navideña, con sus regalos, villancicos, pesebre y árbol de luces y buenos deseos de felicidad y prosperidad representan bien esta creencia.

En cuanto al año nuevo, que también está signado por las ambientaciones arriba señaladas, su principal sentido es el corte, el inventario, el cierre de jornada, el pasar raya, el balance de lo alcanzado y de lo no alcanzado; una especie de ajustes de cuentas con uno mismo, por lo general acompañado de las consiguientes excusas, justificaciones y echadas de culpa a algún responsable de los fracasos y errores cometidos. A veces se acompaña de algo llamado "contrición de corazón" y de las consabidas promesas de mejorar y superación para el "año entrante", expresadas en alguna vaga idea de algún proyecto por realizar. Lo anterior sin olvidar las rencillas familiares, el atragantamiento gastronómico y etílico.

A mi entender, en estas fechas hay cuatro ganadores:

  • Las religiones e iglesias abrahámicas, en sus distintas versiones, que logran su máxima cota de participación de feligreses e ingresos,

  • Los fabricantes de toda suerte de productos (Fabricas, Marcas) que se van a ofrecer al consumo de estos festejos,

  • Los comerciantes encargados de invitar, inducir, acosar, ambientar, iluminar, a través de las promociones publicitarias dirigidas subliminalmente a las mentes y corazones de los consumidores.

  • Finalmente, los medios de comunicación, encargados de los anterior.

Lo anterior, reconociendo que con esto se logra algo llamado un "crecimiento de la economía".

Pero, también se logra que muchas personas en el mundo entren y se sientan en situación de soledad y de abandono, y el algunos casos de depresión que puede terminar en intentos o casos de suicidios.