náufrago y soledad

náufrago y soledad

La película ya iba en la parte donde Tom Hanks, que caracteriza a Chuck Noland, un ingeniero al servicio de la paquetería FeDeX, está a la deriva en un mar embravecido montado en lo que queda de su rústica "embarcación" hecha de palos y bejucos. De pronto una enorme ola arrebata a su amigo "Wilson", que es un cascarón de balón desinflado, que se aleja de la "embarcación". Chuck Noland se arroja al furioso mar llamando a gritos a "Wilson" intentando desesperada e infructuosamente de rescatarlo..."I´m sorry, Wilson", grita y balbucea el náufrago Chuck Noland...


La escena es impactante, y a mi memoria viene el recuerdo de esa película. Emocionado, de inmediato la busco en YouTube y me pongo a verla...Ahí surge la relación entre un náufrago y la soledad, y entre esta relación y el propósito y la temática de este Blog y de este sitio web, TESCUCHO, orientado a escuchar y a conversar con personas que estén y se sientan solas, abandonadas, olvidadas, aisladas, desesperadas, encerradas...náufragas en su propia isla de soledad y abandono...perdidas.


El personaje Chuck Noland, esclavo del tiempo y que se la pasa viajando por el mundo arreglando problemas de Fedex, vive con su novia Kelly con la que no ha tenido tiempo de casarse y a quien ha prometido volver para año nuevo, antes de abordar el avión que se siniestra en el océano Pacífico, situación que lo convierte en náufrago en una isla desierta.


Sí, uno es náufrago porque ha naufragado en el viaje por el mar de la vida que ha estado llevando, ya en compañía, ya solo. ¿Qué nave y qué rumbo hemos tomado? ¿Hacia qué puerto y en busca de qué o quién hemos zarpado? ¿En compañía de quién lo hemos hecho?

¿Han sido propicios el viento y los augurios? ¿Invocaste la ayuda de tus dioses?


A excepción de un naufragio real, como en el representado en la película mencionada, la isla en la que nos sentimos náufragos es, la mayoría de las veces, una isla irreal, imaginada, inventada, como irreal, inventado e imaginado era WILSON, el amigo imaginario del náufrago Chuck Noland en esa isla real. La soledad de la isla, la soledad del náufrago...la soledad como enfermedad, como síntoma

de una epidemia que azota el mundo actual.

0 vistas
ContactO para servicios.Deja inquietudes y comentarios

Calle del  Insomnio, casa de Melquíades, Macondo, Colombia, Sur América 

​​

Móvil: +57 3003445050

angelkallado@gmail.com

  • Facebook icono social
  • Icono social Twitter
  • Instagram
  • YouTube

© 2019, por Ángel Kayado. Con esfuerzo y dedicación, creado con Wix.com